sábado, 7 de noviembre de 2009

Escuelas Infantiles











Cuando los padres reciben un diagnóstico sobre su hijo en el que se les explica que es un niño con necesidades específicas de atención y educación, se plantean con frecuencia si su niño podrá acceder de forma directa y sin problemas, en cada etapa de su desarrollo, a los distintos servicios educativos de la comunidad escolar ordinaria. En la educación infantil a partir de los 3 años es una necesidad y un derecho que actualmente ya no se cuestiona; no obstante, en la primera fase de educación infantil 0-3 años, quedan muchas cuestiones pendientes. En ocasiones, son los propios padres quienes no están seguros de las ventajas de acudir a una Escuela Infantil y es a ellos a quien va dirigido este post.

Los aprendizajes que se producen en los primeros años de vida son muchos, rápidos y muy significativos. Es una etapa, en la que la puesta en práctica de programas de atención temprana es básica para el desarrollo. Los programas de A.T. han de ir dirigidos a cubrir todos los ámbitos donde el niño puede interactuar y enriquecerse, es decir, CDIAT, la familia y la Escuela Infantil. ¿Por qué es tan importante la Escuela Infantil? ¿Qué le ofrece este ámbito? ¿Por qué puede enriquecer su quehacer cotidiano?

Los cambios y transformaciones del medio familiar y de la sociedad han hecho que la Escuela Infantil comparta con la familia el trascendental papel de proporcionar al niño experiencias básicas que contribuyan a su desarrollo en sus primeros aprendizajes, teniendo una función complementaria a la que ejerce la familia y ofreciendo al niño la posibilidad de interactuar, no sólo con los adultos, sino también con otros niños. La interacción entre niños crea la base de importantes experiencias y oportunidades de aprender en las edades que nos ocupan, por lo que la formalización de las mismas, a través de contenidos estructurados, resulta evidentemente decisiva y este ámbito (niños-contenidos-actividades) se lleva a cabo por excelencia en las Escuelas Infantiles. Las tareas educativas propias de esta etapa, se elaboran atendiendo fundamentalmente los siguientes contenidos: El desarrollo del lenguaje, como centro del aprendizaje, el conocimiento y progresivo control de su propio cuerpo, el juego y el movimiento. El descubrimiento del entorno. La convivencia con los demás. El desarrollo de sus capacidades sensoriales. El equilibrio y desarrollo de su afectividad. y la adquisición de hábitos.

¿Por qué privar al niño con necesidades específicas de participar y enriquecerse de estas posibilidades?

Hoy, los profesionales que trabajan en las Escuelas Infantiles están debidamente formados y su función es insustituible en la creación de estos ambientes para el aprendizaje, así como en el aporte de recursos, estrategias y medios que utilizan los niños.
Mi agradecimiento a la labor silenciosa de los grandes profesionales que se ocupan de nuestros niños en las Escuelas Infantiles.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog,la información que das y como la das.Eres un ejemplo a seguir para muchos profesionales,personas como tú hacen que el camino de tantos padres preocupados se haga un poquito menos duro.Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada parece escrita especialmente para mi!
    Gracias!!!
    Excelente el blog :)
    Marina

    ResponderEliminar