miércoles, 3 de enero de 2018

Retraso psicomotor





Es muy frecuente en los Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (Cdiat), recibir a familias, que  bien son remitidas por los servicios de pediatría o ante la duda  y preocupación, acuden a consultar, ya que piensan que su hijo, no hace lo que otros niños de su edad. El desarrollo psicomotor de las habilidades del bebé es, junto con la alimentación, uno de los temas que más preocupa a los padres. ¿Qué es normal y qué no lo es?, ¿cuáles serían las señales para preocuparse?
El desarrollo psicomotor es la adquisición progresiva de habilidades funcionales en el niño, en  distintas áreas: lenguaje, motora, manipulativa y social, permitiéndole alcanzar independencia y adaptación al medio. Este desarrollo se produce durante los primeros 2-3 años de vida, periodo de gran plasticidad y muy sensible a los estímulos externos.
La adquisición de las funciones o habilidades sigue unos pasos secuenciales, es preciso completar una etapa para alcanzar la siguiente. Para conseguir que un bebe permanezca sentado de forma estable, primero necesita tener un adecuado control de la cabeza,  para caminar primero tendrá que permanecer de pie con estabilidad,  etc. Ahora bien, el ritmo de la secuencia de maduración es variable, varía en función de múltiples factores, no todos los niños desarrollan las mismas habilidades a la misma edad.