sábado, 13 de diciembre de 2014

Valoración Del (TDC)

Para llegar a la evaluación  del (TDC)   se hace previa la existencia de algunos criterios:
1.       El aprendizaje y la ejecución de las habilidades motoras coordinadas está por debajo de nivel de edad, para el aprendizaje de habilidades
2.       Las dificultades motoras interfieren significativamente con las actividades de la vida diaria, la productividad académica, ocio y juego.
3.       Las dificultades de coordinación motora se no explican mejor por retraso intelectual, discapacidad visual, u otras condiciones neurológicas que afectan el movimiento.

Las dos Escalas más destacadas  para valora el TCD son:

·         Las Escalas Peabody Developmental Motor (PDMS-2) (niños en edad preescolar). La PDMS-2 valora el desarrollo de la motricidad gruesa y fina de niños entre el nacimiento y los 83 meses de desarrollo.
El desarrollo motor es la adquisición y evolución de habilidades motoras; su valoración permite detectar alteraciones y promueve una atención oportuna y adecuada.
La PDMS es una prueba individual, está divida en dos componentes la Escala Motora Gruesa y la Escala motora Fina. La Escala Motora Gruesa contiene 170 ítems divididos dentro de 17 niveles de edad. Los ítems están divididos en 6 categorías de habilidades incluidos:
Reflejos. Mide aspectos de las habilidades de los niños para reaccionar automáticamente a eventos del medio ambiente.
Postura estática: Mide la habilidad de un niño para mantener el control de su cuerpo dentro de su centro de gravedad y manteniendo el equilibrio.
Locomoción: Mide la habilidad de los niños de moverse de un lugar a otro.
Manipulación de objetos: Mide la habilidad de los niños de manipular las pelotas. Ejemplos de acciones medidas incluye cogiendo, lanzando y pateando.
Agarrado: Mide la habilidad de los niños para usar las manos y dedos.
Integración motora-visual: Mide la habilidad de los niños para usar las habilidades perceptuales visuales y llevar a cabo tareas complejas de coordinación ojo-mano.


·         Batería de Evaluación del Movimiento para la Infancia (M-ABC-2) (niños de 3-12 años de edad y mayores) pueden proporcionar información útil sobre la naturaleza de las dificultades de movimiento.

El M-ABC evalúa la capacidad del niño de motricidad fina, su desempeño con habilidades con el balón, y su equilibrio, y está destinada específicamente a identificar a los niños con (TDC). Los resultados de las pruebas aportan información acerca de cómo el rendimiento motor del niño indica la gravedad de las dificultades motoras. Esta herramienta también aporta detalles sobre el tono muscular del niño, control postural, la velocidad, la coordinación bilateral, uso de las manos, los patrones de agarre, esfuerzo, atención y comportamiento durante la ejecución de tareas.

Funcionamiento diario

Otro aspecto importante de la evaluación es describir cómo las dificultades motrices del niño están impactando en su desempeño diario. A través de entrevistas, cuestionarios y la observación, es posible describir el impacto de los retrasos de habilidades motoras y en la coordinación de:
·         Actividades de autocuidado, como vestirse, la higiene, la alimentación, ir al baño, bañarse
·         Actividades de ocio, como deportes, artes y artesanías, actividades extracurriculares, jugar con los amigos y salir con la familia
·         Actividades escolares, como el progreso académico, las relaciones sociales, siguientes rutinas de la clase y la tarea de completar.

Esta información será fundamental para establecer metas, plan de intervención y desarrollar estrategias para la gestión continua del niño con (TDC).

No hay comentarios:

Publicar un comentario