viernes, 31 de enero de 2014

EL CUENTO, un recurso educativo con carácter emocional.




Continuamente nos peguntan los papas, cómo ayudar a desarrollar la inteligencia emocional en sus niños más pequeños. Nuestras respuestas siempre van dirigidas en la misma línea. Las relaciones humanas son la clave del aprendizaje. La información que damos a nuestros pequeños, será más efectiva si esta cargada de afectividad, con juegos, con expresión de emociones, con ayuda para reconocerse con una imagen positiva de si mismos, darles seguridad y ayudarles a conocer formas de resolver situaciones o mostrarles la solución con diferentes habilidades sociales.
La felicidad de nuestros hijos, no será equivalente a su nivel de inteligencia, sino a la capacidad de desarrollar habilidades emocionales y sociales de adaptación al entorno. En la primera infancia estas habilidades se pueden aprender a través de los cuentos.

Cuando un padre comparte un cuento…………………

¢Cuando un padre cuenta un cuento a un hijo lo carga de emocionalidad, pues en la expresión del mismo no sólo utiliza lenguaje oral, sino también infinidad de complementos expresivos como gestos manuales, faciales, sonrisas, miradas complices, tonalidad , cambios de voz, etc.

¢Cuando un padre cuenta un cuento pone en marcha una dinámica afectivo emocional del tacto, proximidad, de abrazo, de protección, de seguridad.

¢Cuando un padre cuenta un cuento crea un espacio, un momento de encuentro emocional de complicidad entre ambos, se crea un punto de comunicación y en este proceso, se trasmiten continuamente no solo información sino afectos.

¢Cuando un padre comparte un cuento con su hijo le esta ayudando a desarrollar su imaginación, aprender a sentirse en la piel del personaje del cuento, a ser otro, a sentir empatia, a conocer sus emociones, a vivir en otras vidas, le ayuda a imaginar, imaginar le ayudarás a comprender nuestra realidad.
 
¢Cuando un padre comparte un cuento genera emociones,  ayuda a comprender y desarrollar estados de ánimo que influirán en su conducta y en las posteriores relaciones con los demás. El niño tiene que aprender a reconocer sentimientos y aprender las consecuencias de los actos y por tanto esta aprendiendo también a controlar emociones.

¢Cuando un padre comparte un cuento contribuye al desarrollo de la creatividad, ayuda al desarrollo del lenguaje, favorece el desarrollo de la atención, la emoción del cuento alerta todos sus sentidos.

¢Cuando un padre cuenta un cuento a sus hijos no solo trasmite una historia, sino un estilo de expresión de comunicación y una valiosísima forma de trasmitir valores.

      Por todo lo expuesto es claro que fomentar la inteligencia emocional de nuestros peques requiere necesariamente de los papas, de su tiempo, de sus juegos, de sus miradas, de sus sonrisas y de sus habilidades para interactuar con ellos.




Lecturas para los peques..


No hay comentarios:

Publicar un comentario