jueves, 2 de diciembre de 2010

Nuestros bebes y sus gestos



El uso de gestos en la comunicación con nuestros bebes y la importancia que estos tienen en su desarrollo, está ampliamente estudiado.
El gesto aparece cuando el bebe tiene la necesidad de comunicarse, presenta ya un desarrollo cognitivo importante y tiene una capacidad oral todavía escasa. Usan de forma espontánea gestos simples para representar palabras que aún no son capaces de decir. Entre los 10-15 meses el bebe comienza a señalar, mostrar, dar, pedir. Imita gestos “adiós”, a tirar besitos, aplaudir, taparse los ojos, alzar los brazos, etc.. Serán los gestos los que le permiten establecer puentes comunicativos y emocionales con los adultos. El bebe expresa con gestos su necesidad y el adulto la entiende y da respuesta. En este proceso, es fundamental la capacidad de observación y la estimulación de modelos a imitar. Debemos tener presente que el niño ya esta preparado para establecer y mantener algo tan importante como es la” atención compartida “, básica en los procesos de imitación, en las cuales el niño antes, durante o después de la realización del gesto, hace contacto ocular con el adulto (Gómez, Sarriá & Tamarit, 1993; Tomasello & Farrar, 1986) (Moore, Acredolo & Goodwyn, 2001).
Los gestos, por tanto, pueden entenderse como los indicadores de una etapa prelingüistica, manifestaciones que anteceden al lenguaje verbal. (Volterra, Caselli, 2005) pero también ponen de manifiesto que se están elaborando operaciones cognitivas importantes, que canalizan su expresión a través de ellos.
Otros estudios ponen de manifiesto la estrecha relación que existe entre gesto–memoria, atendiendo a los aprendizajes visoespaciales y su influencia en procesos de codificación, representación, almacenamiento de información y recuperación de la misma. El gesto facilita la retención de la información verbal.
En Atención Temprana se aplican diferentes metodologías que reúnen estímulos visuales y espaciales favoreciendo la comprensión y el aprendizaje significativo (métodos de comunicación aumentativa). En niños con discapacidad en la expresión oral, programas en niños con síndrome de Down (Iverson, Longobardi & Caselli, 2003), con trastornos del desarrollo (Boix & Basil, 2005; Lloria, Sevilla, Millet, Reyes & Fernández de Arriba, 2005; Ojea, 2007).
No puedo dejar de citar los trabajos realizados las psicólogas Linda Acredolo y Susan Goodwyn, de la Universidad de California (EE.UU.), que en los años 90 crearon el programa llamado "Baby Signs", planteado para enseñar a bebés sin déficit sensorial un lenguaje de gestos simbólicos. Permitía tanto a bebes como a sus padres, comunicarse de una manera sencilla, hasta que aprendan a hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario