miércoles, 3 de marzo de 2010

Escuela Infantil




Se acercan las fechas para buscar Escuela Infantil y matricular a nuestros pequeños. Nos podemos encontrar con varios interrogantes ¿hay suficiente oferta?, ¿reúne las condiciones adecuadas para atender las necesidades de mi hijo?, ¿cómo son sus instalaciones?, ¿Cómo podré participar?.
La insuficiencia de plazas es una constante en la oferta de Escuelas Infantiles en nuestro país, en especial la de los centros gestionados por administraciones públicas; que según un estudio reciente son las más demandadas, por su mejor relación calidad precio, por contar con una media de cuidadores más ajustada a la ratio, mejor previsión de instalaciones y quizá lo más interesente es que el 100% de las Escuelas Infantiles Públicas se adaptan a programas de integración de niños con Necesidades Educativas Especiales.
Como padre ¿qué criterios ha de tener en cuenta?.
Ratio. Para niños de hasta 1 año, un educador como mínimo por cada 8 niños. Para niños de 1 a 2 años, un educador por cada 13 niños. Para niños de 2 a 3 años, un educador por cada 18 ó 20 niños.
Horario. El niño no debe permanecer más de 8 horas en la Escuela Infantil.
El perfil profesional: el cuidador puede ser Maestro en la especialidad de Educación Infantil, Técnico Especialista en Jardín de Infancia o Técnico Superior en Educación Infantil. Es conveniente saber si cuentan con pedagogo o psicólogo.
Instalaciones: Es útil observar, la amplitud de las aula, la disposición de buena luz, a ser posible natural y climatización, espacios limpios y ordenados, el mobiliario y patio acondicionado y en buen estado. Si va a utilizar el comedor es interesante ver las instalaciones. Es necesario que cada aula disponga de un aseo visible y de rápido acceso, que el baño del personal docente este separado del de los niños.
Canales que establece la EI. para trasmitir información a la familia: La calidad del servicio se pone de manifiesto también a través de la información que reciben las familias, por ello como padres deben conocer los canales de intercambio de información que la escuela tienen establecidos, tales como: reuniones generales (suelen realizarse al comienzo del curso), reuniones tutoriales (una al trimestre), entrevista inicial, información escrita, tablón de anuncios, hojas de seguimiento recogiendo novedades sobre la evolución del niño, su adaptación, sus logros en autonomía, la programación de actividades al trimestre, etc.
Una buena interacción entre la escuela y la familia, ofrece al niño una imagen de acercamiento entre las personas que se ocupan de su cuidado, estableciendo una relación de afectividad emocional entre familia-escuela.
Llegados a este punto sólo queda por señalar un factor muy importante, que no lo entiendo como criterio de selección sino de responsabilidad. Concibo la educación como una tarea compartida. ¿Cuál es la colaboración adecuada de los padres y su papel activo?. Los padres no pueden ser meros espectadores del proceso educativo de sus hijos, han de involucrarse. La función educativa del centro queda incompleta sin la implicación de la familia. Los padres son elementos integrantes de la escuela, un nexo de unión entre los distintos ambientes. En esta etapa evolutiva de los niños, no se puede concebir una EI. sin padres, por tanto ha de ser participes de las actividades que se realizan y que impliquen a las familias.

En la elección de la EI. para niños con necesidades educativas especiales, es conveniente que se consulte con el CDIAT o con los Equipos de Atención Temprana de zona, ellos conocen los recursos materiales y humanos de las distintas EI. y dentro de sus funciones han de establecer un programa de colaboración, coordinación y seguimiento.

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por visitar mi blog. En el tuyo tienes cantidad de información que poco a poco ire leyendo y seguro que me será muy útil, ahora mismo necesito toda la ayuda del mundo y vuestro apoyo es muy importante. Un beso enorme

    ResponderEliminar