viernes, 16 de diciembre de 2016

El juego simbólico






Concepto
Piaget habló de  él  como el paso de la inteligencia sensomotora al pensamiento y como uno de los puntos culminantes del desarrollo humano. Vigotsky señaló el aspecto relacional afectivo y su poder facilitador del pensamiento abstracto. El juego vine a ser el camino natural que utilizan los niños para interiorizar sus aprendizajes y ejercitarlos.

El juego nace del placer de la relación con los objetos y con los otros, y  se reconduce a través de la representación, con ella,  los niños asimilan y comprenden las situaciones que viven en la vida real, estableciendo relaciones que le ayudarán a desenvolverse. La mente del niño se abre para entender el mundo, comprender y asimilar la utilidad y propiedad de los diferentes objetos que le son presentados,   es en este proceso interactivo donde se van a desarrollar funciones como la comunicación, la experimentación, la capacidad de simbolizar y la elaboración de las experiencias.


Funciones
Creatividad: Actualmente el niño accede al juego virtual demasiado pronto, dejando muy poco espacio y tiempo para utilizar  otros juegos, donde los elementos u objetos tengan al menos tres dimensiones, cualquier juguete cotidiano, de los de siempre abre un campo de posibilidades en las cuales, es el niño quien decide dónde empieza y acaba su juego, su desarrollo y sus reglas. Es en el juego simbólico donde manipula objetos, donde surge su subjetividad y creatividad. El decide dónde, cómo, cuándo y por qué construir o destruir, él decide, programa y planifica según sus deseos, emociones y sentimientos.
Socialización: En sus juegos  tipo “hace de..” se ha de poner en la piel de otro personaje, tiene la ocasión de empatizar con los sentimientos, emociones o roles de éstos.  Jugando aprenden a cooperar y practicar rutinas interactivas de habilidades sociales. El dominio de las interacciones sociales se basa en esta capacidad para entender la situación y la intención del otro, predecir conductas y adecuar las acciones propias a situaciones determinadas.
Lenguaje: El niño empieza a expresar lenguaje tras haber expresado acciones manipulando objetos, un niño primero juega a  dar de comer a un muñeco y posteriormente añadirá las frases que rodean este tipo  de situaciones “vamos a comer”, “debes comértelo todo”, “que bueno amm” etc.  El habla acaba siempre acompañando al juego. Esas ideas previamente desarrolladas con las acciones, manipulando objetos, pasarán  a ser expresadas verbalmente  adelantando e indicando oralmente sus intenciones.
Cognitivo: Teniendo en cuenta la intensidad del juego en la  conducta diaria del niño desde edades muy tempranas y el mantenimiento de ésta a lo largo de toda su vida con los juegos de reglas, podríamos imaginarnos los efectos devastadores que la privación del juego podría suponer para el desarrollo infantil.

Etapas
El juego presimbólico se inicia entre (14-20 meses) .
  • ·    A los 14 meses, las acciones infantiles son inicio de dar de comer, abrazar, tapar, imita escenas de la vida cotidiana.
  • ·       A los 18 meses hace como si hablara por teléfono.
  • ·      Entorno a los 20 meses juega a combinar dos objetos, como poner una cuchara en un vaso, coger comida del plato etc. Practicado de forma individual por el niño.

 Juego simbólico.
  • ·       Desde los 22 meses comienza a representar un rol como jugar a las madres.
  • ·       Sobre  los 24  meses aparecen indicios de preparación del juego antes de ser “jugado”.
  • ·    Entorno a los  30 meses va incluyendo en sus juegos personajes de ficción, jugar a médicos, papas, llamar por teléfono y conversar balbuceando, imitar a la madre como barre, lee, etc.
  • ·    A partir de los 3 utilizan gestos, lenguaje y pueden planifican el juego, improvisan, aparece el juego cooperativo.

Hacia los 3-4 años.
  • ·       El juego simbólico es mucho más colectivo, dedica más tiempo a compartir con los demás, es muy participativo, este es el momento donde surge la función más  socio-afectivo.
  • ·       Se observa un nivel de imaginación y creatividad más elaborado un utensilio largo puede ser un caballo, un papel dinero, etc.  Los símbolos adquieren un significado, un objeto adquiere propiedades ficticias, cualquier cosa puede ser lo que ellos imagines.

De los 4 a los 6 años:
  • ·       El pensamiento y el juego del niño se haciendo más complejos y va combinando varias acciones simbólicas, las integra en un mismo juego, les da una secuenciación y  un orden.
  • ·       Se desarrollan en plenitud los juego de roles,  (bombero, maestro, indios y vaqueros, princesas, Superman, etc.), hay reparto de roles.
  • ·       En esta fase es importante  en si mismo la  representación, que tiene un principio y un fin bien marcado, con un acercamiento cada vez más elaborado y más próximo a la realidad.


Como padres, ¿cómo podemos ayudarles a que adquieran juego simbólico?
  • ·       Dedicarles  el tiempo suficiente y necesario para jugar.
  • ·     Observar su juego, nos dará múltiples pistas sobre su estilo de funcionamiento, de cómo son, de sus miedos, sus gustos, sus deseos y preocupaciones….
  • ·      Participar en su juego, pero sentarnos a su lado dejando que sean ellos los que  eligen juego y dirigen la actividad  (Una Tablet escasamente le permite llevar la iniciativa, las reglas vienen dadas). Los adultos podemos ayudarles a estimular sus asociaciones de ideas, a relacionar los elementos del juego, enriquecer su fantasía y su capacidad para pensar, interviniendo en lo que nos soliciten y preguntando sobre lo que se está haciendo (tales como: quién, qué cómo, por qué, cuándo, dónde, etc.).  dejando que ellos sean los protagonistas.
  • ·       El niño necesita que el adulto tenga ganas de pasarlo bien con él. Ningún videojuego o los juegos más innovadores pueden sustituir la aportación emocional de los padres.
  • ·       Evitar tener expectativas específicas acerca de la actuación del niño, apaguemos la tele.


El juego simbólico ayuda al niño a comprender su entorno, a desarrollar su lenguaje e imaginación, a superar situaciones estresantes y a empatizar contribuyendo activamente en su desarrollo emocional.

El mismo juego es la finalidad. “Lo posee todo” Moor (1987)

No hay comentarios:

Publicar un comentario