viernes, 20 de julio de 2012

Headpod, una buena alternativa.





      Headpod es un mecanismo que aporta soluciones para niños y adultos que tienen severas dificultades para  mantener la cabeza por alteraciones musculares, como parálisis cerebral, enfermedades neurológicas, síndromes, etc. que causen hipotonía axial. Es muy aconsejable para niños de 2 a 8 años.
 Según Headpod “no actúa mediante tracción de la cabeza, únicamente permite un re-alineamiento vertical que hace que la columna cervical sea quien soporte el peso de la cabeza y el cuello. Al mismo tiempo los músculos del cuello trabajan en una posición vertical fisiológica que ayuda a mantener la cabeza alineada verticalmente con el torso.”
                    Dr. Javier Ferro, inventor del Headpod, explica que en principio la idea no surgió cómo respuesta para niños con problemas de control de la cabeza, pero por circunstancias estos fueron los primeros en probar y los resultados fueron sorprendentes.  Dr. Ferro lo plantea como una posible solución en alteraciones recontrol cefálico.

              Enumeraremos algunas de las ventajas que  nos plantea (que son muchas)  :
  1. Obtener una posición vertical y fisiológica de la cabeza y el cuello permitiendo que la cabeza pueda moverse y rotar con facilidad, mejorando con ello el desarrollo de los músculos del cuello.
  2. Poder realizar una alimentación más cómoda y segura.
  3. Prevenir deformidades músculo-esqueléticas, contracturas y el dolorimiento asociado a ambas.
  4. Tener una mejor comunicación visual con el entorno.
  5. Disponer de una postura centrada y equilibrada y de un tono muscular más relajado con menor distonía que ayuda en la realización de cualquier actividad, como las relacionadas con la fisioterapia, logopedia, pedagogía, terapia ocupacional posibilitando un mejor rendimiento escolar.
  6. Mejor ventilación pulmonar, disminuyendo complicaciones como la insuficiencia respiratoria, neumonías, bronquiectasias, etc.
  7. Mejorar la seguridad durante el transporte por carretera.
  8. Mejorar la coordinación mano-vista.
  9. Disminución del babeo.
  10. Mejora la ergonomía y prevención de lesiones profesionales de los cuidadores.
  11. Reduce la hipertonía e hiperextensión de los brazos, evitando los esfuerzos que realiza el usuario para levantar contínuamente la cabeza, lo cual afecta a todos los músculos de la zona, y permite al cerebro del niño precisar mejor los impulsos neurales hacia los músculos del cuello y de los brazos, del mismo modo que nosotros lo realizamos.
Aquí les dejo dos vídeos informativos



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada