sábado, 3 de diciembre de 2011

Integración sensorial. Atención al bebe de 7-10 meses

 


El sistema sensorial del hombre recibe la información que nos aporta nuestro entorno. Será  a través del gusto, olfato, vista, oído,  tacto y movimiento como el ser humano recoge esa información para elaborar respuestas de adaptación. Todos sabemos la importancia de la vista y oído, pero se la damos, en menor medida al tacto y al  movimiento.
El sistema vestibular informa sobre el movimiento del cuerpo en el espacio y de los cambios posicionales, da respuestas de coordinación y equilibrio, mantiene el tono muscular y orienta el cuerpo en el espacio de forma que puede prever los movimientos adecuados en cada situación. Desde el comienzo de la vida el sistema vestibular esta recibiendo información, pero en ocasiones nos encontramos con bebes a los que les es muy costoso planear acciones motoras y cambios posturales para alcanzar un objetivo. Con frecuencia desisten de conseguir el objetivo deseado o de dar respuesta a un impulso, posiblemente debido a  una inadecuada organización de las sensaciones corporales y por ello, a una información inadecuadamente integrada que no produce las respuestas esperadas.
            Debemos observar en el bebe, su postura, su equilibrio, la coordinación de sus movimientos oculares en los cambios posturales y cómo, la calidad de sus patrones motrices influye en la consecución de otras acciones con respecto al control y manipulación de los objetos.
Podemos apreciar miedo al movimiento de actividades cotidianas (al incorporarlo, al balancearlo..) inseguridad en los cambios posicionales (desde sedestación a tumbado, desde sedestación para alcanzar un objeto algo distanciado y que implica pasar a boca abajo etc.) evitan el movimiento y pierden calidad e intensidad en las ejecuciones. Estas conductas nos indican cierto desorden gravitacional y consecuentemente merma en el interés por la actividades e información  que le darán los objetos alcanzados.
Otro aspecto frecuentemente asociado  a la deficiente integración sensorial que algunos  bebes presentan, es su hipersensibilidad táctil, a texturas de la ropa, comidas, aseo, a que se  le toque. Su estado táctil les mantiene en una alerta excesiva, por lo que se suelen mostrar muy irritables  En general se aprecia una forma diferente de percibir, de integrar la información sensorial. 
En estos casos es interesante realizar intervenciones con enfoques más cinestésicos, enseñando estrategias y habilidades centradas en tocar, ser tocado y en movimientos corporales, favoreciendo la conciencia espacial y corporal, trabajar la estimulación vestibular, propioceptiva y táctil. Cuanto antes consultemos al pediatra o al Cdiat más cercano, anters podremos  organizar el aprendizaje de nuestro bebe y evitar enseñanzas erróneas que habremos de desandar.

      






No hay comentarios:

Publicar un comentario