jueves, 28 de octubre de 2010

Noticia sobre Síndrome de Down








María Martínez Castillejos, la mama de Sara que presenta Síndrome de Down, nos pidió que transmitiésemos esta reflexión, sobre una sentencia que se hizo pública el día 11 de agosto de 2010.
El Tribunal Supremo falla una sentencia en la que obliga a realizar un pago de 1.500€ mensuales de por vida, a un niño con S. de Down, al que no se detecto la alteración cromosómica tras realizar un diagnóstico prenatal, privando a la madre de poder decidir sobre el aborto de su bebe.Noticia

Soy María y tengo 31 años. Cuando nació Sara, sentí gran tristeza en las primeras horas y días de vida, pero al tenerla cerca, darle pecho y sentir su vida, su existencia, el instinto maternal llego a mí como un torrente, que hoy después de tres años continúa con más fuerza.
Tras la lectura de la noticia me asaltaron infinidad de preguntas, de todas ellas, inicio mi sencilla reflexión con esta ¿no vale la pena vivir con una discapacidad?, deberían preguntárselo al 6% de la población española afectada de algún tipo de alteración y al resto que no la tenemos directamente, pero vivimos con ellos, ¿Porqué aguantamos y aceptamos la diferencia?, es como si constantemente me llamarán masoquista, como si fuese tonta y desconociese la felicidad, solo por tener un hijo que según algunos no es normal.
Con esta sentencia tengo la sensación de que se anula algo de la dignidad de nacer con una discapacidad, de que se castiga el hecho de vivir frente a la elección de la muerte. Los inteligentes son los que se alían al aborto, los que practican los controles de calidad exhaustivos, evitando los nacidos bajo sospecha, exterminando la diferencia. Mi hija no es un problema, es mi vida, como para cualquier madre los son sus hijos.
Es como si se estuviese instaurando a nuestro lado de forma muy sibilina, la conciencia de lo perfecto, de la necesidad de deshacerse de lo que nos molesta en el camino. Solo va teniendo cabida en el entorno, lo que los cánones consideran normal. Bajo este prisma, la lucha social para la inserción de la discapacidad cada día es más difícil. El primer paso del camino, que es la inclusión educativa, que tanto leo en los blogs y que tanto preocupa a las madres, se pone muy difícil bajo esta visión, no nos engañemos, detrás de la lucha institucional hay cierta hipocresía social, que complica mucho lo que podría ser más sencillo.
Como conclusión me quedo con estas dos cuestiones.
¿Ante el aborto actuamos por ética o por comodidad?
¿Hasta donde, podemos rebajar el valor de las personas, por ser diferentes?
Y por último con estas sentencias, marcamos también diferencias entre los nacidos con discapacidad. Si demuestró que su nacimiento fue un error, premian que quise matarlo. Si quise que viviera no tengo premio o como leí hace unos días “…me parece estupendo que el niño tenga un pensión, lo que me produce arcadas es que se la concedan precisamente porque esta vivo…”


4 comentarios:

  1. Querida Sara,
    qué valiente, te atreves a decir lo que otros piensan, y no se atreven a decir por miedo a que los tachen de conservadores... que ruines quienes hemos tenido miedo ...

    ResponderEliminar
  2. Quiero decir algo pero no me salen las palabras. Solo que cuando leí la falla del tribunal quedé espantada, y me alegro que alguien como María, haya podido decir algo al respecto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Valiente y realista sin duda.
    con todo cariño
    sonia abuela

    ResponderEliminar
  4. Hola maria he leido lo que pones en tu blog.Primero me presento me llamo maria y tengo 38 años,tengo una niña de 15 años que tiene sindrome fr turner,(por si no sabes lo que es te explico),es un sindrome hermano al dow,es decir del mismo tallo pero de distinta rama,tambien es un problema de cromosoma,y tiene muchos problemas,bueno que decirte que tu no sepas,mi niña tambien tiene acoso escolar,cuando yo la tuve,nadie me dijo nada,mi marido el pobre se lo llevo todo,nadie me dijo de abortar porque tampoco se dieron cuenta cuando estaba dentro de mi,todo fue al nacer.Yo al principio lo pase muy mal,porque mi niña no era como las demas,y un medico amigo de la familia me dijo:Mira tu niña tiene este problema,pero no pasa nada hay que aceptarla como es,y ella es ella y cada uno es como es,se que es muy duro llevar esto ,pero si dios te la envio sera por algo,asi que adelante.Despues de eso no pare de luchar y todavia sigo,y que nadie me la toque,porque lo mato,yo he luchado mucho y mi niña no cobra nada,lo que pones me estoy enterando ahora,no lo sabia,tenemos que pensar que estos niñ@,si son especiales,pero como me dijo el medico,es una niña normal pero con sus limites y punto,pero esta sociedad no lo entiende,y yo estoy luchando para que no se rechazen a estas personitas tan lindas de corazon,porque aunque tengo estos problemas son tesoros que dios nos ha mandado,y eso que yo he tenido que tener,tratamiento sicologico,porque no lo aceptaba,pero nunca he dejado de luchar y enfrentarme al mundo,porque ella tiene que tener en esta sociedad un guequito,como todo persona humana.Bueno maria espero que todo te salga bien,y que nunca dejes de luchar como yo para que en este mundo todos seamos iguales.Un saludo muy fuerte y si me necesitas aqui estoy para lo que sea.UN BEZAZO MUY FUERTE PARA TI Y OTRO PARA TU NIÑO.

    ResponderEliminar