jueves, 6 de mayo de 2010

Integración Sensorial





“Cada individuo encierra dentro de sí mismo un mundo entero, y cada cosa existe dos veces: una como es, la otra como él la percibe con sus propios ojos y sentimientos.” Janusz Korczak (1878 ó 1942) Médico y Pedagogo Polaco.
Con estas frases colocadas en el blog, hace meses podríamos hacer la introducción perfecta para esta entrada de hoy.
¿Cómo es la Teoría de Integración Sensorial? La Dra. Jean Ayres, terapeuta ocupacional estadounidense, fue la primera en describir un conjunto de conductas atípicas en el niño, relacionadas con un procesamiento sensorial deficiente. Definió la Integración Sensorial como “el proceso neurológico que organiza la sensación desde nuestro propio cuerpo y del medio ambiente”
Podemos entender que la integración sensorial es aquella capacidad que tiene el sistema nervioso central para interpretar y organizar la información recibida por los distintos órganos sensoriales del cuerpo. Es decir, si el sistema nervioso central no es capaz de realizar estas funciones adecuadamente, la información recogida estará distorsionada, por lo que, tampoco podrá analizar, planificar acciones y utilizar dicha información correctamente para contactar e interrelacionarse, dando por todo ello, respuestas de menor ajuste y eficacia a los múltiples estímulos del entorno. Podemos imaginar un niño que presenta un procesamiento incorrecto sobre de la información que recibe del tacto, de su ubicación corporal en el espacio, del movimiento o de la gravedad, y suponer que se encuentre confuso e inseguro. Sus respuestas, muy posiblemente no sean las esperadas, ni las que todos interpretamos como adecuadas para nuestro correcto funcionamiento social, emocional y cognitivo.
En el desarrollo de la teoría la Dra. Jean Ayres nos indica que ” Un correcto desarrollo perceptivo y cognitivo radica en un buen desarrollo sensorio-motor.”.Por ello, en su teoría atiende todos los sistemas sensoriales, ( tacto, gusto, olfato, oído ,vista) pero hace más hincapié en tres; táctil, propioceptivo y vestibular. Una vez evaluados estos sistemas, se elabora un programa de actividades sensoriales, adecuado a las necesidades del niño.
Muchos de los indicadores o marcadores que utiliza esta teoría, para determinar que existe una Disfunción de Integración Sensorial, forman también, parte de las características comunes de otras alteraciones, por ejemplo, Síndrome de Déficit Atencional con o sin Hiperactividad, Trastornos Generalizados del Desarrollo, Desórdenes Genéticos, etc.Y como siempre digo de todas las teorías, los métodos de aplicación de cada una de ellas se utilizan como una terapia complementaria a toda una terapia global de intervención, dependiendo siempre de las características del niño y no, como una única y exclusiva formula de tratamiento. Sólo la visión integral de los síntomas , su adecuada valoración y la experiencia del profesional, permitirán realizar un análisis diagnóstico adecuado y determinar que técnicas hemos de utilizar.

Aquí les dejo un bonito video, en el que podemos ver una buena herramienta de trabajo para desarrollar el equilibrio vestibular.

<

1 comentario:

  1. Me encantó! Constantino detestaba ir a integración sensorial, de a poco, le va gustando cada vez más, tolera más cosas, pero como el video, jeje, ni de casualidad, el pelotero, tampoco, y la hamaca, ni hablar! jajaja, pero despacito va tolerando más cosas

    ResponderEliminar