martes, 22 de diciembre de 2015

Síndrome alcohólico fetal (SAF).

 Vuelvo  a insistir sobre este trastorno, pues me parece de una importancia vital que se tome conciencia y se desarrollen programas de prevención en mujeres  jóvenes, que desconocen las consecuencias de la ingesta de alcohol en el  periodo de gestación.  Cada vez es mayor la llegada a los Servicios de Atención Temprana de niños con Síndrome Fetal Alcohólico.

SITUACIÓN ACTUAL: Grupo de trastornos que padecen  niños cuyas madres bebieron alcohol durante la gestación. No viene determinado de antemano por un error en la codificación genética.
La mayoría de los estudios hasta ahora realizados, sobre la relación  del consumo de alcohol durante el periodo gestacional, indican que no existe ningún periodo del embarazo en el que se pueda ingerir alcohol sin que exista riesgo alguno para el feto, sí que puede ocurrir que el  efecto del alcohol sea diferente en los distintos meses de gestación. Así mismo especifican que en el primer trimestre, el alcohol incrementara el riesgo para los defectos físicos. Durante el segundo y tercer trimestre el riesgo será fundamentalmente para problemas funcionales, sensoriales, de crecimiento, y de retraso mental.
El alcohol pasa fácilmente a través de la placenta y el feto todavía no dispone de recursos para eliminarlo fácilmente, perdurando durante más tiempo en su organismo dificultando la nutrición de los tejidos.
Es importante tener en cuenta que durante las primeras semanas del embarazo, la mayoría de las mujeres no saben que están embarazadas, siendo este un periodo crítico.
El SAF, es una de las principales causas de Retraso Mental en niños junto a problemas orgánicos, neurológicos y psicológicos. Actualmente, el síndrome alcohólico fetal afecta a 2 de cada 1.000 recién nacidos vivos en España.

DIAGNÓSTICO:  No es fácil hacer un diagnóstico de SAF, debido a que no hay una prueba médica, que lo determine. Es fundamental hacer una evaluación multidisciplinar con una recogida exhaustiva de datos, desde servicios de pediatría, salud mental y educativos. Datos sobre manifestaciones fenotípicas del bebe, historial clínico de la madre y  evaluación de desarrollo. Todos ellos nos aportarán información acerca del estado actual del niño y cuáles son las líneas prioritarias de intervención.

MANIFESTACIONES O SINTOMAS: Efectos - síntomas que pueden o no estar todos presentes y en ocasiones mostrarse forma muy leve, hasta el punto que no son reconocidos y asociados a SAF.
·    Manifestaciones fisicas; surco nasolabial liso, un labio superior delgado, fisuras palpebrales pequeñas, cabeza pequeña. En otros casos y con menor incidencia también se dan rasgos como mejillas aplanadas, malformación del paladar, orejas u otros. Nariz respingona y corta con la ranura entre ella y el labio superior (filtro) mal desarrollada o ausente.
·      Déficit de crecimiento; más bajo que el promedio de altura, peso, o ambos.
· Alteración neurológica; Problemas de aprendizaje en el desarrollo neurocognitivo,. Alteraciones con retraso mental, generalmente moderado (CI variable entre 60-80), niveles bajos de atención. Presencia de sintomatología TDAH. hiperactividad, déficit atencional e impulsividad. Poca capacidad de reflexión e impulsividad. Este tipo de funcionamiento suele generarles problemas de adaptación familiar, escolar y social
·      Alteraciones orgánicas; funcionamiento del corazón, riñón, huesos, audición, visión.
·  Conductas motoras; Estos retrasos afectan la forma en que una persona controla sus músculos. Entre estos se incluyen retrasos para caminar (destrezas motoras gruesas), dificultad para escribir o dibujar (destrezas motoras finas), movimientos torpes, falta de equilibrio, temblores, dificultad para coordinar manos y dedos (destrezas manuales) y en bebés, dificultad para succionar.
·  Problemas conductuales o emocionales; en el funcionamiento adaptivo y ejecutivo, la regulación de  conducta, pero que cursan sin ningún otro signo de retraso en el desarrollo ni deficiencias en el crecimiento físico.






TRATAMIENTO:  El SAF es un trastorno permanentes, si bien, a partir de un buen diagnóstico podemos establecer unas pautas de intervención y trabajar a nivel psicopedagógico muchas de sus manifestaciones cognitivas y conductuales. Los estudios e investigaciones revelan que una deteción temprano hará que el niño empiece a recibir la atención y el tratamiento necesario y que la familia comprenda a su hijo y pueda intervenir generado entornos más competentes. Por ello, los servicios de Atención Temprana están al servicio de las familias y el niño. 
La incidencia más frecuente de  los trastornos es:
·        retraso del lenguaje (93%)
·        trastornos del aprendizaje (89%)
·        trastornos de conducta (80%)
·        retraso mental (60%)
·        epilepsia (10-50%)

Estimulación cognitiva. Adaptado al nivel actual del niño, se  programará un plan de intervención para trabajar los aspectos deficitarios utilizando su capacidades e intereses.
Regulación de conductas.   Si el niño presenta Déficit atencional e Impulsividad. Además de la intervención específica será necesario asesorar a los padres para poner en práctica en casa  técnicas concretas.
Trabajo emocional. Los niños con SAF suelen ser frágiles emocionalmente, a veces, manipulables, será preciso trabajar sus habilidades sociales, adaptarse a las situaciones colectivas y para mejorar su autoestima.
Recursos específicos. Según el caso pueden ser necesarios recursos específicos para trabajar áreas concretas como el lenguaje (logopeda). Psicomotricidad, terapeuta ocupaciona. Educación de funciones ejecutivas
Asesoramiento continuo. Finalmente apuntar el asesoramiento continuo a los padres para afrontar los desafíos que puede plantear esta afección, La orientación para padres les enseñará la mejor manera de interactuar con su hijo.
Coordinación. Servicios educativos, sanitarios, sociales y familia con el fin de  unificar criterios de actuación.
No se trata de un tema menor. En España, el alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva con un consumo muy extendido entre la población española.
  
PREVENCIÓN

1.      Los trastornos del espectro alcohólico fetal (FASD) se pueden prevenir en un 100% si la mujer no consume bebidas alcohólicas durante el embarazo.
2.      Se hace necesario un sistema de detección eficiente que permita detectar el trastorno asociado a la exposición al alcohol durante la gestación.
3.      Un diagnóstico precoz sería de grandísima ayuda, para comenzar a intervenir lo antes posible.


Ante la pregunta, ¿puedo beber un poco aunque esté embarazada?

El síndrome alcohólico fetal se previene al 100% con la abstinencia 100%











2 comentarios:

  1. Hola amigos les pido el favor y me ayuden a firmar por este proyecto para que los niños con necesidades especiales puedan jugar en un espacio adaptado para ellos.

    Haz clic aquí para firmar y leer más acerca del tema:
    https://secure.avaaz.org/es/petition/ministerio_de_proteccion_social_gobernacion_del_atlantico_alcaldia_Parque_inclusivo_para_ninos_y_ninas_en_situacion_de_d/?Day2Share

    Campañas como ésta siempre van de menos a más, creciendo cuando personas como nosotros se involucran -- por favor, toma un segundo para unirte y compartir esta petición.

    Muchas gracias,
    Sandra Marquez

    ResponderEliminar
  2. Una ayuda muy bien explicaday que te agradezco ya que era lo que estaba buscando desde hace un buen rato, gracias!

    ResponderEliminar