miércoles, 29 de abril de 2015

Manual de Pediatría Social




           Semanas atrás me recomendaron la lectura del “Manual de Pediatría social”, de Antonio Muñoz Hoyos y Laura Marín López, del Hospital San Cecilio de Granada,  tengo que decir que me ha parecido un magnífico trabajo  de aportación conjunta de todos aquellos profesionales que intervenimos en la salud física y psíquica del niño. La temática es amplia y abarca desde el concepto de pediatría social, programas de salud social, atención a patologías crónicas, adopción, maltrato, discapacidad, fracaso escolar, atención temprana, infancia de riesgo social etc.


La Pediatría Social, es un nuevo enfoque que se hace imprescindible ante las nuevas demandas en estos momentos. La salud infantil y atención sanitaria actual ha dejado atrás la alta mortalidad infantil, dando lugar a nuevas demandas en la infancia. Todos los profesionales sanitarios/sociales/educativos que intervenimos con el niño, necesitamos formación en estos aspectos y un trabajo en equipo con otros profesionales (trabajadores sociales, psicólogos, pedagogos, maestros, etc.). Un trabajo multidisciplinar e interinstitucional en red, que facilite dar respuesta de forma adecuada a las necesidades y problemas en la salud de la actual población infantil. Todos necesitamos formación para mejorar la salud integral del niño.

Desde un Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana, la perspectiva multiprofesional en los problemas socios/educativos/sanitarios de la infancia, es básica para la ejecución de la atención terciaria, secundaria y primaria, entorno a la cual gira toda nuestra intervención.

Este abordaje multidisciplinar es el que garantizará la igualdad de oportunidades del niño, la familia y el entorno, el que avalará  una continuidad terapéutica basada en los esfuerzos de los distintos profesionales con una línea común de trabajo en cuanto a detección, diagnostico, derivación, intervención y coordinación de actuaciones.

            Todos somos conscientes de que la actuación multiprofesional de atención a los menores con discapacidad/trastornos del desarrollo o en situación de riesgo, exige continuos esfuerzos de acercamiento y coordinación, necesarios ya que, es la respuesta que nos exige la sociedad en estos momentos. 

Ante  necesidades complejas intervenciones interdisciplinares, de forma simultánea, secuencial y siempre complementarias.

Es necesario un cambio de enfoque en la atención pediátrica, dirigido hacia una pediatría integral y este giro implica:
*Mejorar las actividades preventivas, dirigidas a problemas de salud derivados de determinantes sociales.
* Impulsar actividades e intervenciones en la infancia y adolescencia más allá de la actividad asistencial y que incluyan al menor, su familia y su comunidad.
* Crear espacios compartidos de cooperación entre  profesionales que permitan satisfacer las necesidades infantiles.
* Trabajo en red acentuando una  visión completa de los menores, atendiendo a  todas las dimensiones de su salud física y psíquica.
* Recibir la formación pertinente para responder a los nuevos  retos en la salud infantil.

Entre los objetivos de la “Atención Temprana” está el participar y fomentar  una red interprofesional que  trabaje en promover actitudes preventivas de salud y el bienestar de los niños más sensibles, con el fin de instaurar el respeto y el buen trato a la infancia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario