jueves, 23 de julio de 2009


El desarrollo de nuestros hijos en sus seis primeros años de vida, es rápido, apasionante y variado. Cuanto más conozcamos sobre los procesos evolutivos, mejor podremos ayudarles, aunque lo más importante serán siempre los momentos que podamos compartir junto a ellos; podremos disfrutar, conocerlos y aprender juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario