viernes, 15 de julio de 2011

Diagnostico precoz de TEA

 


Hoy aparecen publicadas en algunos medios de comunicación ciertas referencias, a las conclusiones sobre el tema “Necesidades asistenciales de las personas con Trastornos del Espectro Autista” a cargo de  Mª Dolores Enriquez. Conferencias planteadas en los cursos de verano 2011 de la Universidad Complutense, El Escorial.
“La primera necesidad con la que se encuentran las familias es que exista una detección y diagnóstico precoz del autismo. ….Esta detección y diagnóstico precoz es muy importante porque es lo que va a permitir que pueda producirse un inicio temprano del tratamiento y que pueda realizarse a tiempo una adecuada planificación tanto educativa como de la atención medica. Las familias necesitan conocer con previsión cuáles son las ayudas familiares y asistenciales disponibles y necesitan contar con ellas a tiempo.”   Interesante la lectura  de la ponencia.

jueves, 7 de julio de 2011

Bebes de alta demanda


El pediatra W. Sears, conocido por sus estudios de “crianza con apego” (attachment parenting), y basándose en los principios de la teoría de apego (John Bowlby), en la que, el bebe busca y demanda el contacto físico como medio para sentirse seguro y como parte de su desarrollo emocional, fue el que denomino “Bebes de alta demanda” a aquellos que presentan estilos de búsqueda y demanda de acercamiento, demasiado exigentes.
Cada día y con más frecuencia, llegan a los Centros de Desarrollo Infantil y atención temprana padres que solicitan ayuda, ante bebes enormemente exigentes. Estos tienen en común características tales como, dormir poco y con sueño demasiado ligero, despertares continuos, no se adaptan a la separación, llantos permanentes que no cesan hasta ser atendidos, reclaman un continuo contacto físico, la exigencia de ser alimentados es incesante y todas estas circunstancias contribuyen a que la crianza se convierta en una permanente frustración.
    Hemos de aclarar algunas circunstancias.
  1. Todos los bebes reclaman y exigen, pero este hecho es sano y necesario para la supervivencia, ellos deben satisfacer sus necesidades.
  2. No todos los bebes reclaman de la misma manera, puesto que sus necesidades no son iguales y han de ser satisfechas con distinta dedicación.
  3. No solo nos encontramos con niños de alta demanda, sino con padres con dificultades de adaptación a sus bebes, esta circunstancia complica mucho la eficacia y rapidez para cumplir sus expectativas como padres y pasan a convertirse en demandantes de soluciones rápidas, con búsquedas médicas, análisis, exámenes, etc. Los padres han de dejar de especular que a su bebe le pasa algo y comenzar a pensar que las respuestas hacia su bebe requieren de cambios.
Cuales pueden ser esos cambios:
  • Acepte que su hijo es así, y que en estos primeros meses le necesita más que otros, su temperamento es especial.
  • Olvídese de esquemas preconcebidos, su bebé es el que tiene en sus brazos y es único. Intente adaptarse, son bebes a los que les cuesta mas adaptarse a los cambios.
  • No caiga en el error de pensar que lo esta haciendo mal. Su bebe tiene otras características, que no son ni buenas ni malas. Un bebé de alta necesidad no un problema realmente, solo tiene su personalidad.
  • Busque las cualidades de su bebé, la maternidad se hace mucho más fácil y llevadera. Céntrese en encontrar las estrategias que funcionan con el.
  • Sea paciente, nada hay más inmediato y urgente que su niño, cuando este en sus brazos, no reniegue de lo que le queda por hacer, solo disfrútelo. Observele, anticípese a su necesidades, sea intuitiva y confié en si misma, los consejos tanto de profesionales como de amigos, algunos valen otros  muchos, no.
Como el Dr. Sears nos indica, por su experiencia personal con su hija Hayden.
“ Si un bebé llora y demanda algo es porque lo necesita, ni más, ni menos...Cerramos los libros de bebés, dejamos atrás cientos de teorías y recomendaciones y optamos por escuchar lo que Hayden estaba tratando de decirnoss desde el día en que nació: “Hola mamá y papá, habéis sido bendecidos con un tipo de bebé diferente y necesito un tipo de padres diferentes. Si accedéis a ello nos llevaremos bien. Si no, viviremos una larga lucha”.